Deybidania Rodríguez
Bonao.- Como si buscara permanecer oculta, en las lomas de Blanco, existe una pequeña pero hermosa comunidad donde la delincuencia parece no existir, la palabra estupefaciente suena como desconocida, los medios de transporte son el caballo y burro, las personas lucen despreocupadas y los hijos piden la bendición a sus padres puestos de rodillas.
Se trata de Rodeo, una comunidad de Blanco, a la que le atraviesan hermosos ríos tales como el Juanico, el río Blanco, El Chorro de Nisio, El Salto del Rodeo, que se caracteriza por sus hermosas cascadas y el ruido que causan sus aguas y el Salto de Caquelo, favorito de enamorados.
Para los habitantes de esta comunidad, la principal fuente de ingreso es el café, el cual ha sido internacionalizado por su exquisitez, y por el arduo trabajo de los hombres de esta y otras comunidades, tales como: Las Vacas, Las Gritonas, La Ceiba, así como la cooperación de la fundación Falcondo.
EcoturismoNosotros vivimos mejor que en el municipio de Bonao; nuestra vida es distinta, el sonido que escuchamos es el del agua y no tememos a quien pueda perjudicar a nuestros hijos, dijo el señor Elpidio Caraballo, de 64 años.
Esta comunidad, por su belleza y atractivos ha sido descubierta por curiosos, extranjeros y funcionarios que han construido hermosas viviendas con fines de vacacionar.
El Salto de Rodeo, es definido como uno de los mayores atractivos turísticos del mundo, esto lo corroboran personas dedicadas a recorrer países diversos.
Llegar a Rodeo, es una experiencia maravillosa, por obligación debes atravesar comunidades como los Quemados, Blanco, en los que sus árboles, embellecen la zona y por la altura se pueden apreciar las hermosas montañas que indiscutiblemente hacen sentir a cada ser humano que está a escasos kilómetros del paraíso. Hace algunos años en las proximidades de Rodeo intentaron explotar una mina de oro.

http://www.listindiario.com.do/